Archivo de la categoría: Queso de Burgos

Web dedicada a los quesos de nuestra región con enlaces a las principales industrias productoras de éste sabroso producto. También existe un apartado de historia en el que el visitante podrá informarse de cómo se originó este alimento, su elaboración y un listado de los quesos más importantes de Castilla y León. http://www.quesodeburgos.com

Abierto el plazo de inscripción para la IV Cata de Quesos de Sardón de Duero

Sardón de Duero celebrará mañana la IV Cata Popular de Quesos de Castilla y León y el I Concurso de Empinado de Porrones para niños y adultos. La cata tendrá lugar de 12:00 a 15:00 horas en el patio de las escuelas municipales, donde se instalarán varias carpas en las que se degustarán tres tipos de quesos de la región: el queso de oveja Pico Melero, de Sardón, que está adscrito a la marca de calidad Tierra de Sabor; El Villar, de cabra, que procede de Laguna de Duero; y por último, uno de mezcla del Cerrato etiqueta azul de Baltanás, informa Europa Press.
La entrada será libre, aunque aquellos que quieran participar en la cata podrán adquirir un pase por 1,50 euros que permitirá degustar los tres quesos, además de un vino de la bodega Abadía de Retuerta o un botellín de agua y una pasta Mantecadas Posadas. Todos los pases contendrán la cata técnica e información adicional de cada producto, así como los datos de las empresas. Además, con cada degustación se podrá optar a diferentes sorteos de varios lotes de productos, como cuñas de queso, vino o pan. Se celebrará de forma paralela el I Concurso de Empinado de Porrones en el que podrán participar los niños con mosto y los adultos con vino.

Queso Fresco de Burgos

Queso fresco de Burgos

Es el más representativo de la provincia. Es un queso fresco, blando y acuoso, originalmente elaborado con leche de oveja aunque en la actualidad tiende a ser de vaca o mezcla de ambas. Está considerado como uno de los quesos más prestigiosos de Castilla y León.

Adopta una forma cilíndrica, con surcos acanalados en los laterales y marcados sobre la superficie. Carece de corteza y tiene una pasta blanda y compacta, de color blanco lechoso. Sabe a leche fresca, con un ligero punto de acidez y de sal. En ocasiones, se le deja madurar. Generalmente se acompaña con otros productos como la miel, el membrillo o las nueces (postre conocido como “postre del abuelo”).

Se puede encontrar en cualquier comercio, supermercado y gran superficie y entre los productores tenemos al recientemente premiado con el FAE de Oro: Frias Nutrición, S.A.  www.frias.es

Lamentable noticia: Cierre de la fábrica de Queso de Sotillo

La fábrica de Quesos de Sotillo, una de las firmas más reconocidas de la industria agroalimentaria de la comarca, se encuentra desde hace unas semanas tramitando su liquidación para, de forma inmediata, proceder a su cierre. Una situación a la que se ha visto abocada ante el casi nulo respaldo financiero obtenido de las entidades bancarias y de ahorro.
Esta falta de apoyo económico ha impedido que esta empresa, especializada en la elaboración de queso con leche de oveja al 100%, remontase la difícil coyuntura que atravesaba desde hace varios meses. De hecho, en octubre de 2009, los responsables de Quesos de Sotillo presentaron concurso voluntario de acreedores y era un administrador concursal el que, desde ese momento, se encargó de su gestión. Sin embargo, al finalizar el año de vigencia de este proceso, y pese a los intentos por que la factoría siguiera en funcionamiento, la negativa de las entidades de ahorro a facilitarles fórmulas de financiación ha obligado a plantearse el fin de la actividad.
«Se ha intentado hacer un esfuerzo para negociar las deudas que había, fundamentalmente con entidades bancarias. Pero la situación que hay en los bancos es la que es y nadie quiere hacer ningún esfuerzo. Como consecuencia, hemos entrado en situación de liquidación de la sociedad», reconoce José Ramón Nogales, uno de los responsables de la empresa.
De hecho, durante meses, los socios han estado aportando liquidez mientras se negociaba la renovación de la cuenta de crédito que tenía con una entidad de ahorro, que finalmente se denegó. «Pero lo que no podemos hacer es inyectar todos los meses un montón de dinero. Nos hemos hipotecado pensando que podía salir adelante, pero la situación crítica de los mercados y especialmente la bancaria nos ha abocado a que no haya solución», recalca.
La clausura de la planta afectará a los tres trabajadores que aún había en plantilla. Y es que, aunque la factoría llegó a rondar la decena de operarios, los malos momentos vividos habían obligado a ir prescindiendo de mano de obra, normalmente aprovechando el término de contratos. De los últimos tres empleados, dos ya han sido dados de baja, mientras que el tercero se encarga de atender el establecimiento de atención al público que aún está abierto para dar salida al stock de producción.
Entre otras alternativas, los socios sopesan la posibilidad de vender el negocio. No obstante, son conscientes de que es una alternativa a más largo plazo y que, prácticamente con seguridad, se producirá después del cierre definitivo de la fábrica.

FAE DE ORO 2011: Frias Nutrición

La Junta Directiva de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Burgos (FAE), a propuesta de su Comité Ejecutivo, ha acordado por unanimidad conceder el FAE de Oro 2011 a la empresa Frías Nutrición, dirigida por los hermanos Víctor Frías y Sebastián Frías.

Además, como novedad para el acto del FAE de Oro, a partir de este año se otorga también una distinción al Mejor Directivo del Año, que en esta primera edición se entregará a Ricardo García García, director ejecutivo de la Región Sur Europa del Grupo Benteler (16 plantas distribuidas entre España, Francia, Italia, Portugal, Sudáfrica y Turquía), responsable de una plantilla de 3.307 empleados y una facturación de 1.103 millones de euros.

Estos premios serán entregados el próximo 12 de mayo, fecha en la que se celebrarán diferentes actos de reconocimiento a la empresa y que culminará con un cóctel en el Hotel Abba, informaron a Europa Press fuentes de la patronal burgalesa.

En el acto de entrega se contará con la participación del consultor Emilio Duró Pamies, quien ofrecerá la ponencia ‘La gestión de la ilusión y el coeficiente de optimismo en épocas de cambio’.

La historia de Frías Nutrición se remonta al año 1919, cuando Sebastián Marcos (el abuelo de los actuales propietarios Víctor Frías y Sebastian Frías) se estableció en Buniel, un pueblo próximo a Burgos, donde comenzó con la fabricación de queso de oveja a nivel industrial.

En el año 1950 la actividad industrial continuó con Félix Frías y, tras su fallecimiento en 1972, los hermanos Víctor y Sebastián se hicieron cargo del negocio familiar. Ese mismo año decidieron dar un impulso con la construcción de la sociedad Quesos Frías SA y se trasladan al polígono industrial de Villalonquéjar en Burgos. INTERNACIONALIZACIÓN

Al año siguiente, revolucionaron la forma de fabricación del queso fresco de Burgos, empleando la tecnología UF y en 1976 comenzaron una intensa actividad exportadora, introduciendo el primer queso español en países como Japón o Estados Unidos.

En 1983 se llevó a cabo la internacionalización de la compañía: Se construyó una fábrica de lácteos en Venezuela, y se creó una empresa específica para el comercio con Rusia.

En 1986 se tomó la decisión de incorporar nuevos productos y formatos, y fruto de ello se instaló la tecnología de envasado U.H.T. al tiempo que se desarrollaron una serie de productos para la multinacional Unilever.

En 1998 entraron en el mundo de la alimentación dietética con la fabricación de productos vegetales como alternativa a la alimentación animal.

En 2001 se realizó la recuperación de una antigua lechería de Ponferrada para construir una bodega. Este proyecto fue bautizado con el nombre de Bodegas Estefanía, donde se elabora desde entonces el vino de segmento premium: Tilenus. En 2002 se desarrolló un producto nuevo, el Caldo líquido envasado, en colaboración con otra empresa española.

En el año 2008, en plena crisis económica mundial, se inicia un proceso de renovación de la imagen de marca y se amplían las líneas de fabricación.

Paralelamente se apuesta por una colaboración más estrecha con las empresas líderes de distribución, fabricando productos para sus marcas.

Posteriormente, se incorporan a la empresa tres miembros de la cuarta generación y en 2009 aumentó la actividad exportadora a países de America del Sur, África, Este de Europa, etcétera. También se realizan varios proyectos de I+D para la mejora y el desarrollo de nuevos productos.

Tierra de sabor con los sectores de ovino, lacteos e ibéricos

La consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, destacó ayer el éxito cosechado por la marca de calidad Tierra de Sabor en sus dos primeros años de andadura, en los que ha conseguido englobar a 4.429 productos de 721 industrias agroalimentarias de Castilla y León, el 22 por ciento del total, un volumen empresarial que estaba previsto que se alcanzase en cuatro años. Asimismo, resaltó que el Plan de Promoción y Comercialización 2008-2011 ha permitido crear 3.635 empleos.
Clemente presentó estos datos en el marco del Salón de la Alimentación de Valladolid, donde expuso el balance de 2010 de ‘Tierra de Sabor’ y las actuaciones que se van a desarrollar este año, que explicó que se centrarán en apoyar a los sectores que tienen «especiales dificultades» como sector cárnico y, más en concreto, el ovino, el lácteo y la producción de ibéricos.
Así, durante este ejercicio se promocionará el lechazo y la marca ‘Queso Castellano’. Además, también participaran en certámenes como el Salón del Gourmet y se lanzará la ‘Leche Tierra de Sabor’, al margen de realizar promociones multiproducto en las cadenas de distribución españolas.

Por otra parte la consejera de Agricultura explicó que  «La industria agroalimentaria se conforma como un yacimiento de creación de empleo en Castilla y León, en especial en el medio rural, ya que el 60 por ciento de los nuevos se concentras en los pueblos de la Comunidad», «Tenemos una gran consideración como marca y, por supuesto, en Castilla y León es líder absoluta», añadió Clemente.
La responsable del departamento expuso las acciones que se realizaron durante 2010, con varias campañas de promoción en cadenas de distribución, cursos de formación o participación en prestigiosos certámenes agroalimentarios.

 

Mantequería Las Nieves ha ganado un Cincho de Oro por su queso de oveja • Ha sido el único queso burgalés premiado

Mantequería Las Nieves, una empresa fundada en Espinosa de los Monteros en 1948, produce lo que podría llamarse un queso de oro, aunque su materia prima principal es la leche de oveja traída de la Bureba y en ocasiones de Zamora y Palencia. Se trata del queso de oveja curado de esta firma que acaba de recibir su tercer Cincho de Oro en los Premios Cincho 2010, el VII Concurso Nacional y II Internacional de Queso que cada dos años convoca la Junta de Castilla y León. También lo consiguió en 2004 y en 2006. Solo ha fallado en 2008.
En esta ocasión ha sido el único queso burgalés premiado en el certamen, al que se presentaron 858 muestras de 13 países y de las 17 comunidades autónomas españolas. En el resto de Castilla y León se quedaron otros 20 premios de los 89 repartidos.
Y la pregunta es, ¿qué secreto tiene este queso de oveja? Julio Peña Arana, gerente de Mantequería Las Nieves, considera que las claves están en «la maduración que dura unos ocho meses y el clima de Espinosa frío y seco, que permite mantenerlo fácilmente entre 8 y 10 grados centígrados». En los premios Cincho, el queso de Mantequería Las Nieves obtiene la mayor puntuación de cata por su «sabor pronunciado sin llegar a ser muy fuerte», señala.
Mantequería Las Nieves comenzó a fabricarlo en 1987, cuando inició un proceso de diversificación de su producción, antes centrada especialmente en la famosa mantequilla elaborada con la leche de los valles pasiegos burgaleses. De oveja produce unos 40.000 kilogramos de queso al año, mientras que del queso fresco de leche de vaca, hace 150.000. Esta es precisamente su especialidad, pero no el producto que obtiene más galardones.
La receta del queso de oveja galardonado nació con «la ayuda de dos maestros queseros de Asturias y Cantabria y con nuestra propia aportación autodidacta», explica Peña Arana, quien admite que «siempre viene bien el reconocimiento al trabajo realizado». Ahora, Mantequería Las Nieves produce toda la gama de queso de oveja y de vaca, queso fresco, mantequilla, leche fermentada para los consumidores árabes y nata fermentada, especialmente para la población rumana. En estudio tiene la fabricación leche fermentada de sabores, que vendría a ser el yogur líquido. Para ello «ya estamos a punto de instalar nueva maquinaria», anuncia su gerente.
Julio Peña siempre ha apostado por los productos de la comarca. De hecho, su queso de oveja era fruto en parte de la leche que recogía en el Valle de Mena y en una explotación de Bóveda de la Ribera (Medina de Pomar) hasta que sus titulares cerraron. Lo mismo le sucede con la leche de vaca, dado que actualmente es el único comprador que tienen los ganaderos pasiegos de Las Machorras. Este empresario ha visto como, aunque la producción se mantiene, el número de ganaderos va bajando y ha pasado de 30 a 11 en una década. Pronostica que en poco tiempo apenas quedarán cuatro o cinco explotaciones en los prados de La Sía, Lunada y Trueba.
Pese a todo, su empresa si tiene planes de expansión y crecimiento y para ello ya ha obtenido un préstamo de 245.000 euros a interés cero del Plan de Reindustrialización para la Zona de Influencia de Santa María de Garoña. De momento, invertirá más de 400.000 euros en maquinaria, pero su proyecto pasa por trasladarse al nuevo polígono de Espinosa, donde tiene reservados 3.950 metros cuadrados de terreno. Allí creará nuevas y modernas instalaciones y aumentará la producción «en función de la demanda». Y es que, aunque Mantequería Las Nieves produce el queso de oro también ha empezado a notar los efectos de la crisis, sobre todo, este año, «porque hay una pelea impresionante con los precios y las ventas en hostelería también han bajado».  

A. Castellanos / Espinosa

Noticia publicada en DiariodeBurgos.es

Una de historia: El queso en Castilla y León

La trashumancia contribuyó a que la industria láctea cobrase importancia ya que los pastores extremeños llevaban sus ganados a pastar a las montañas leonesas a través de la Ruta de la Plata. Gracias a ello, muchas localidades de esta región sufrieron un gran desarrollo en tiempos de La Mesta por la gran cantidad de transacciones que comenzaron a llevarse a cabo en los mercados leoneses.

Desde principios de siglo XX y hasta los años cincuenta, la actividad quesera afectaba a familias enteras, cuyos miembros se desplazaban durante el invierno y la primavera ofreciendo sus servicios por los pueblos de Valladolid, Palencia, Burgos…

Posteriormente muchas de estas familias se asentaron y montaron pequeñas instalaciones queseras que, con el tiempo, se transformaron en industrias de tamaños diversos.

Paralelamente, los gananderos de ovino se agruparon en cooperativas y pasaron a transformar la leche de sus explotaciones. Así, en menos de cuarenta años, desapareció la elaboración artesanal y trashumante para dar paso a una industria agroalimentaria potente.

Dada la antigüedad de este producto en Castilla y León, sus quesos no sólo destacan por su calidad sino por su tradición elaboradora ya que aún hoy se fabrican artesanalmente en todas las zonas rurales y montañosas

http://www.quesodeburgos.com