Archivo de la etiqueta: burgos

Burgos consigue dos ‘Récord Guinness’ con la morcilla más larga del mundo

El Ayuntamiento de Burgos y la Capital Española de la Gastronomía han conseguido dos ‘Récord Guinness’. Uno al embutido más largo del mundo, 187,2 metros y otro a la morcilla cocida de más longitud, con 175 metros. Nada menos que 200 kilos de peso, 400 voluntarios, 4.000 raciones de morcilla y una olla de más de dos metros de diámetro.

El récord, consistente en la elaboración de la morcilla más larga del mundo y la cocción de ésta para su degustación, ha contado con la organización de la Asociación de Fabricantes de Morcilla (Afamor) y la participación de 400 voluntarios que han intervenido en los trabajos necesarios para la obtención del reconocimiento.

El primer reto se ha conseguido con la elaboración de la morcilla más larga del mundo sin cocer, que ha alcanzado los 187,2 metros de longitud, frente a los 150 metros requeridos como mínimo por la organización de ‘Record Guinness’.

El objetivo final se ha alcanzado posteriormente con la morcilla cocida más larga del mundo, que finalmente ha alcanzado una longitud de 175 metros, 25 metros más del mínimo requerido por la organización.

El embutido, para el que se ha confeccionado una olla de grandes dimensiones para su cocción, se ha estirado sobre unas mesas habilitadas para el acto en el céntrico Paseo de Atapuerca y se ha cortado en 4.000 raciones que se han distribuido al precio de un euro, bebida incluida.

Los beneficios obtenidos con la venta de la morcilla se destinarán a Cruz Roja y la Fundación Aspanias, cuyos voluntarios también han participado en el reparto de la morcilla

Burgos acoge la segunda semifinal del Concurso Cocinero y Camarero del Año 2014

25/04/2013 Burgos acoge el miércoles 24 de abril la segunda semifinal del Concurso Cocinero del Año 2014, en el que participarán candidatos seleccionados en Castilla y León, Castilla La Mancha y Madrid.

De todas las solicitudes recibidas, los ocho chef elegidos para participar, residentes en España y con una edad mínima de 23 años, deberán crear un menú que no supere los 16 euros por persona y esté compuesto por un entrante, plato principal y postre.

El lugar elegido para esta segunda semifinal del Concurso Cocinero del Año (CCA) es la Escuela de Hostelería ‘La Flora de Burgos ‘, que también acogerá el Concurso Camarero del Año (CCmA), dirigido a profesionales mayores de 18 años que pertenezcan a cualquiera de los distintos ámbitos posibles (bistró, bar de vino, taberna o bar de tapas).

También se llevarán a cabo actividades paralelas a través de diferentes demostraciones culinarias, catas y degustaciones.

Finalmente, tras la celebración del evento, el Salón de Actos del Fórum de la Evolución se convertirá en el escenario de la entrega de premios en la que se designará a los finalistas del Concurso Cocinero del Año, cuya gala se celebrará en Barcelona en 2014.

Reportaje gastronómico en ABC sobre Burgos

La cocina de la ciudad de Burgos, elegida este año Capital Española de la Gastronomía, es un fiel reflejo de la de toda la provincia burgalesa. Casi todo gira fundamentalmente en torno al asado de cordero lechal, que si bien es el plato estrella de la cocina castellana, alcanza en esta zona un puesto de honor. Y con el asado, los productos que se elaboran en la tierra, sobre todo la célebre morcilla de arroz y el queso fresco que llevan el nombre de Burgos por todo el mundo. Sin olvidarnos de los quesos curados de oveja, ni de legumbres como las alubias rojas de Ibeas, con las que se elabora uno de los guisos más populares burgaleses, la olla podrida. Burgos tiene tambiénimportantes bodegas. Vinos de calidad que encontramos en todos los restaurantes de la capital y de sus alrededores.

Nuestra visita gastronómica a Burgos debe comenzar con una ruta de tapeo por el Casco Viejo de la ciudad, en el entorno de la Catedral y de la Plaza Mayor. Una de las más atractivas, con amplísima oferta de vinos por copas y de pinchos, es «Casa Pancho», en la calle San Lorenzo. Hay que probar allí su «cojonuda» (morcilla con pimiento y huevo de codorniz) o las croquetas de ibérico. Muy alto el nivel también de «La Favorita», en la calle Avellanos, donde cortan muy bien el jamón ibérico gran reserva de Joselito y ofrecen buena cecina, un amplio surtido de quesos y raciones imprescindibles como las de mollejas. En la calle Sombrerería, «Gaona Jardín», con su peculiar decoración vegetal y pinchos siempre recién hechos. Modernos unos, como el foie con puré de manzana, y más tradicionales otros, como el bacalao al pil pil, sin que falten, claro, los de morcilla. Completa la ruta «La Cantina del Tenorio», en la calle del Arco del Pilar, popular mesón con una completa barra para el picoteo. Prueben el pastel de morcilla o las empanadillas.

Y de las barras de tapeo a las mesas más formales. Los establecimientos de Burgos ofrecen, sobre todo, cocina tradicional, pero en los últimos años han surgido apuestas más modernas y con mucho nivel. Buen ejemplo es «Fábula», probablemente el mejor restaurante de la ciudad. En su coqueto comedor, atendido por Álvaro Rivera, director y sumiller, se pueden degustar los inteligentes platos de Isabel Álvarez que actualiza con acierto el recetario tradicional burgalés y emplea los productos de la tierra: rollitos de olla podrida, croquetas de morcilla, ensalada de quesos burgaleses, tartar de pulpo y morcilla…

En el Menú Castellano de «El 24 de la Paloma», otra dirección muy recomendable, encontramos crujiente de morcilla relleno de pimiento asado y caramelo de su jugo, o sopa castellana deconstruida, para terminar con un tradicional cordero lechal asado. Y en la carta, lo mismo una crema de castañas con zamburiñas e ibéricos que unas populares alubias rojas de Ibeas con sus sacramentos. Una de las novedades más atractivas de los últimos tiempos es «Blue Gallery», donde oficia el cocinero Saúl Gómez, quien trabaja especialmente bien los pescados en platos modernos y ligeros, aunque no renuncia a las raíces como demuestran su lechazo a baja temperatura o la yema de huevo en lecho de morcilla churruscada.

Merece atención «El Rincón de la Merced», en el hotel NH Palacio de la Merced, con cocina de producto bien puesta al día, con algún guiño a la tradición de la tierra como el costillar de cordero. Y por último «La Vianda», con buena cocina de mercado y una atractiva relación calidad-precio.

Y frente a los restaurantes de cocina actual, los grandes clásicos de la ciudad. Esos establecimientos por los que no pasa el tiempo y que han sido, y siguen siendo, referentes para los burgaleses y para cuantos visitan la ciudad y buscan la cocina de siempre: la de los guisos de alubias rojas, la de los escabeches más tradicionales y, sobre todo, la de los asados en horno de leña. Al frente de todos, con un siglo de historia dando bien de comer, está «Casa Ojeda», toda una institución en Burgos. Su gran especialidad es el lechazo asado a la manera tradicional, pero no hay que dejar de lado la sopa castellana, las alubias de Ibeas con chorizo, morcilla y tocino, los garbanzos pico pardal con tocino ibérico, el arroz de pichón, la lengua de vaca, o la morcilla con pimientos. En la misma línea, junto a la autovía A-1,«Landa Palace» es otra institución. Lugar de parada habitual de los viajeros que van de Madrid al País Vasco o viceversa. Pura tradición y buen producto. No se puede pedir más. Lo mismo en la barra que en el comedor: los imprescindibles huevos, bien fritos, con morcilla; las chuletitas de lechal; el lechazo asado… La tercera pata de esta cocina tradicional, la de siempre, la encontramos en «Casa Avelino» donde hacen las mejores alubias rojas de Ibeas con chorizo. Y también croquetas de pollo, manitas de cerdo deshuesadas con pisto y huevo o una impecable merluza a la romana. Además de los mencionados, la lista de asadores es amplia: «Mesón del Cid», «Asador de Aranda»,«Casa Azofra» o «Puerta Real» son algunos de los más destacados.

Ruta de los asados en la provincia

En toda la provincia de Burgos encontrarán buenos sitios para comer. Especialmente lechazo asado en horno de leña. Uno de los más destacados es «El Nazareno», en Roa. En Aranda de Duero los asadores más recomendables son el «Mesón de la Villa», «El Lagar de Isilla» y «Casa Florencio». En Lerma, «Casa Antón». En Pardilla, «Paradilla 143». Y en Milagros, «El Lagar». Para comer las alubias rojas de Ibeas hay que acercarse a la localidad donde se cultivan, Ibeas de Juarros, y probar en «Los Claveles» la popular olla podrida. En Briviesca, «El Vallés», donde sirven una merluza rebozada con merecida fama. Y si pasan por Atapuerca pueden comer bien en «Como Sapiens».
Fuente. www.abc.es

Los bodegueros avalan al C.R. en esta demanda, que pretende incrementar la producción de blancos bajo el paraguas de la marca, ahora limitada a las variedades viura y albillo

La mayoría de bodegas y elaboradores incluidos en la DO Arlanza avalan la petición a la Junta de Castilla y León para que autorice al Consejo Regulador la elaboración de verdejo, amparado bajo esa denominación,  con el objetivo de aumentar la producción de vinos blancos ahora limitada a las variedades albillo y viura.
La decisión para esta petición, que ya aprobó en Pleno el Consejo rector el pasado mes de diciembre, se sustenta en la buena acogida en los mercados nacional e internacional de los vinos blancos del Arlanza, pero que, sin embargo, actualmente cuenta con poca producción, que se limita a la elaboración por parte de la Cooperativa Sociedad Arlanza -comercializado bajo el nombre Dominio de Manciles-, que saca al mercado unas 12.000 botellas, y una producción en torno a los 250 litros envejecidos en barrica por parte de uno de los elaboradores de la Denominación.
A pesar de la poca producción amparada, son varios los productores de la DO que cultivan uva verdejo e, incluso, se elaboran unos 15.000 kilos que se comercializan como blancos de mesa bajo la marca Vinos de Castilla y León. La idea es poder producir y elaborar más blanco verdejo con la etiqueta de la DO Arlanza.
A la reunión celebrada ayer en la sede lermeña del Consejo Regulador asistieron 13 bodegas y 3 elaboradores, por lo que el presidente, Miguel Ángel Rojo, entiende que la demanda a la Junta cuenta con respaldo mayoritario y que supondrá un impulso importante para esta joven denominación, que tiene entre sus principales objetivos seguir promocionando sus caldos más allá de las fronteras de la comarca.

Proyecto con la C´mara

Así, otro de los puntos importantes de la reunión mantenida ayer, surge de la estrecha colaboración con la Cámara de Comercio e Industria de Burgos. En este sentido, Rojo apuntó que desde la institución cameral se va a gestionar un proyecto financiado con fondos europeos, de promoción y difusión en terceros países, es decir, fuera de la Unión Europea. Para esta iniciativa debe constituirse una asociación que integrarán miembros del Consejo Regulador y bodegueros de la DO. En el punto de mira están China, Suiza y EEUU. De ahí que a la reunión  de ayer acudieran en representación de la Cámara Mauricio Alonso e Ignacio Ruiz, del departamento de Comercio Exterior.
Por otra parte, ya se ha concretado la asistencia a algunos eventos gastronómicos, como la Feria Gourmet en el recinto IFEMA de Madrid, los días 5 al 8 de marzo, así como en Alimentaria Barcelona, la semana del 24, a la que se acudirán con un stand genérico, pero con asistencia de bodegas para entablar contactos de cara a dar a conocer los caldos del Arlanza y abrir nuevos mercados. En próximas semanas, está prevista la presentación del vídeo promocional de la comarca y de los vinos de la DO, primero en Lerma, y después en Burgos capital y Palencia.

Los Titos. El retorno anual de esta legumbre

titos burgosMañana tendrá lugar la fiesta principal -como cada 17 de enero- y tras la tradicional bendición de animales, se procederá al reparto de 2.000 kilos de titos (unas 20.000 raciones) entre los vecinos, según avanzaron ayer a Ical fuentes de la organización. De hecho, los miembros de la Cofradía de San Antón ya han comenzado a pelar los cerca de 6.000 kilos de ajos y cebollas (3.000 kilos de cada vegetal) que acompañarán y darán sabor a los más de 2.000 kilos que se cocinarán en un total de 15 calderas.
Se trata de una tradición que reúne cada año a centenares de vecinos y curiosos, que hacen cola en la plaza donde tiene su sede la cofradía, para recibir un plato de esta legumbre. Se conserva así una tradición que tiene su origen en una acción altruista que comenzó  en el siglo XVI, cuando los cofrades alimentaban a los peregrinos que pasaban y hacían una parada obligada en la iglesia de Santa María la Real y Antigua.
La jornada de mañana concluirá con el sorteo de los cerditos en el salón de la cofradía.

Ricardo del val, tito de oro. Además, al finalizar la eucaristía se recordará quién ha sido la persona designada este año para recibir el ‘Tito de Oro’ en reconocimiento y gratitud por su entrega meritoria a la cofradía. En esta ocasión el elegido es Ricardo del Val, el cofrade más antiguo de San Antón. Y es que lleva 48 años formando parte de esta asociación que nació a comienzos del siglo XVI, concretamente el 24 de agosto de 1502. Este reconocimiento se le entregará al finalizar la eucaristía del día de Las Candelas, el 2 de febrero, cuando se celebra la fiesta de la parroquia de Santa María La Real y Antigua y del barrio de Gamonal.
El programa festivo concluirá el miércoles con una misa a las 12 en recuerdo de los cofrades difuntos y la bendición de panecillos.

Una bonita reseña: Ruta del Vino Ribera del Duero

Déjate seducir por los encantos de la Ruta del Vino Ribera del Duero. ¿Quién no sueña con escaparse de la rutina y relajarse en un spa a base de tratamientos de vinoterapia, envolturas o baños relajantes? ¿Quién no busca que los más pequeños de la casa se diviertan y aprendan de manera natural rodeados de la fauna autóctona como ciervos, ovejas, jabalíes y halcones o pisando uva entre viñedos? ¿Quién se podría resistir a la tentación de recorrer bodegas subterráneas con siglos de historia en las que se han elaborado grandes vinos? ¿Hay un marco mejor para una reunión de empresa o un viaje de incentivos que una sala de barricas?

Adentrarse en la Ribera del Duero supone caminar por una tierra que conserva un gran patrimonio cultural, histórico y arquitectónico. La Ruta recorre el corazón geográfico de la Península Ibérica y de Castilla y León. Abarca cuatro provincias –Burgos, Segovia, Soria y Valladolid– y engloba a 53 municipios, al Consejo Regulador de la Denominación de Origen, 7 asociaciones, 33 bodegas, 18 restaurantes, 16 alojamientos, 8 enotecas y comercios especializados, 5 museos, 3 spas, 1 agencia de viajes… La Ribera se extiende por una franja de 115 kilómetros de un extremo a otro.

Kilómetros de paisajes horizontales, de suaves lomas y laderas por donde discurre el río más vitivinícola: el Duero. Él nos guía por una tierra que ofrece al visitante lo mejor que tiene, que es mucho. Pueblos con encanto, castillos, monasterios, bodegas subterráneas, iglesias porticadas, museos, lagares, palacios, fiestas, gastronomía, diversión, naturaleza, relax, bodegas de vanguardia y tradicionales… En la Ribera, el vino se cuida, se mima, se ama. Y al visitante, también.

Le da la bienvenida con una copa de vino Ribera del Duero y una ruta auténtica: por el Monasterio de Santa María de Valbuena o el Monasterio de La Vid, San Miguel y la ex Colegiata de Nuestra Señora de la Asunción en Roa de Duero, el castillo de Peñafiel –que alberga el Museo Provincial del Vino– y las murallas de Haza, el Palacio de Avellaneda, las bodegas subterráneas de Caleruega o Aranda, el Museo del Vino, el Centro de Interpretación de la Lana, la Casa de la Ribera, el Parque Temático del Románico, las Hoces del Riaza, el mirador de la Cuesta del Viso de Gumiel de Mercado y tantos otros lugares tan auténticos como éstos…

Los tintos y rosados son los tipos de vinos de la Denominación de Origen Ribera del Duero. Vinos complejos y equilibrados que llaman la atención por el espectacular abanico de colores y tonalidades que despliegan. Los aromas de un Ribera también son inconfundibles: van desde el frescor de la fruta hasta la madera más noble, dejando en el paladar un recuerdo inolvidable.

En el interior de una bodega
Las bodegas de la Ruta del Vino Ribera del Duero tienen abiertas sus puertas a todos los visitantes que deseen descubrir los secretos de la elaboración del buen vino. Conocedores, principiantes o simplemente curiosos, todo el mundo puede realizar una visita guiada por sus instalaciones y muestran las peculiaridades de la elaboración de estos vinos. Las salas de barricas, los dormitorios de botellas, los viñedos, las salas de cata… esconden el secreto que ha hecho que los vinos de Ribera del Duero sean conocidos y reconocidos en todo el mundo.
Un paseo a caballo entre viñedos, una comida maridada en la propia bodega, un picnic a los pies de un castillo, una ruta cicloturística por los principales monumentos de la zona, un viaje de incentivos empresarial o una cata de vinos son de esos pequeños placeres que hacen hermosa la vida.

La gastronomía de los pueblos de la Ruta posee una identidad propia en la que los productos de la tierra se unen al poso de las culturas que a lo largo de la historia han dejado huella en Castilla y León. Los vinos de la Ribera del Duero son la perfecta compañía para el recetario tradicional castellano. Nada acompaña mejor al cordero lechal asado en horno de leña, a la morcilla y al chorizo, a los pimientos, a la sopa castellana y a las setas, a las chuletillas al sarmiento, a los empiñonados, a los hojaldres de crema o nata y a las yemas. Y cómo no, un Ribera del Duero es el complemento imprescindible para las carnes. La caza en Castilla y León es abundante, siendo la paloma, la perdiz, la liebre, el conejo y las codornices las más significativas.

Uno de los mejores momentos para acercarse a Ribera del Duero es coincidiendo con sus festividades, romerías y festivales. Dicho con otras palabras, cualquier época es buena para visitar la Ruta porque durante todo el año los pueblos de la comarca se visten de gala.

Fiestas con Denominación de Origen
La Fiesta de la Vendimia en el mes de septiembre, los veranos culturales, la Festividad de San Roque y la Asunción en Roa y Peñafiel, Nuestra Señora del Prado o las Fiestas de la Virgen de las Viñas en Aranda de Duero, romerías como las de la Virgen de la Vega o la del «Santito», mercados medievales como el de la villa soriana de San Esteban de Gormaz, la Bacanal romana en Baños de Valdearados, «Las Mayas», el festival de rock Sonorama-Ribera, La Francesada en Hontoria de Valdearados, Los Danzantes de Fuentelcésped, concentraciones moteras, jornadas gastronómicas como las del Lechazo de Aranda de Duero o las de Castilla y León, concursos de tapas, pinchos y banderillas, Las Candelas, certámenes internacionales de bandas de música, ferias como Riberexpo y Fiduero o el «Chúndara» de Peñafiel son sólo algunas de las festividades que se celebran en la Ribera.

El momento álgido se vive en Semana Santa. Los pueblos de la Ruta del Vino Ribera del Duero renuevan tradiciones ancestrales. Cada año la Pasión Barroca sale a la calle. Quizás la Fiesta más conocida sea la Bajada del Ángel, una escena conmovedora y emocionante que se escenifica el Domingo de Resurrección en las localidades de Aranda de Duero y Peñafiel. Tiene reminiscencias de los Autos Sacramentales de la Edad de Oro: un niño vestido de ángel desciende del interior de una bola suspendida en el aire por encima del paso de la Virgen María para anunciarle la Resurrección de Jesucristo quitándole el velo negro que la cubre. Este gesto atrae a numerosos turistas cada año. ¡Ven y ribérate!
Más información en www.riberate.com

Noticia publicada el 14 de Mayo en La Razón digital

Un total de nueve asadores participará en junio en Aranda (Burgos) en las XI Jornadas del Lechazo

Un total de nueve asadores participará en las XI Jornadas del Lechazo Asado que tendrán lugar durante el mes de junio en la localidad burgalesa de Aranda de Duero.

El Ayuntamiento de Aranda, la Asociación de Hosteleros, la Denominación de Origen Ribera del Duero, la Indicación Geográfica Protegida del Lechazo de Castilla y León, suscribieron hoy el convenio de colaboración para celebrar esta cita gastronómica.

Durante las jornadas los asadores ofrecerán un menú por 37 euros que incluye, además de cordero lechal, una selección de entrantes como paté de lechazo, hamburguesas con huevo y crujientes de panceta, Raviolis de Pensamientos de Lechazo, morcilla, entre otras ofertas culinarias.

El alcalde, Luis Briones, destacó la importancia de la actividad como “escaparate de los productos de nuestra tierra”, además de ser un “impulso para el mundo del enoturismo que ha alcanzado unas cotas que no podíamos imaginar cuando se pusieron en marcha”.

Asimismo, apostó por la creación en la ciudad de un Centro de Interpretación del Lechazo que se pondrán en marcha, según Briones, en el próximo mandato de la mano de la Indicación Geográfica Protegida.

El Restaurante el Ciprés, El Cordero, Casa Florencio, Mesón El Roble, Mesón El Roble, Mesón El Pastor, Restaurante Lagar de Isilla, Mesón Restaurante de La Villa, Los Rastrojos y Hotel Torremilanos son los participantes en las XI Jornadas del Lechazo.

Lamentable noticia: Cierre de la fábrica de Queso de Sotillo

La fábrica de Quesos de Sotillo, una de las firmas más reconocidas de la industria agroalimentaria de la comarca, se encuentra desde hace unas semanas tramitando su liquidación para, de forma inmediata, proceder a su cierre. Una situación a la que se ha visto abocada ante el casi nulo respaldo financiero obtenido de las entidades bancarias y de ahorro.
Esta falta de apoyo económico ha impedido que esta empresa, especializada en la elaboración de queso con leche de oveja al 100%, remontase la difícil coyuntura que atravesaba desde hace varios meses. De hecho, en octubre de 2009, los responsables de Quesos de Sotillo presentaron concurso voluntario de acreedores y era un administrador concursal el que, desde ese momento, se encargó de su gestión. Sin embargo, al finalizar el año de vigencia de este proceso, y pese a los intentos por que la factoría siguiera en funcionamiento, la negativa de las entidades de ahorro a facilitarles fórmulas de financiación ha obligado a plantearse el fin de la actividad.
«Se ha intentado hacer un esfuerzo para negociar las deudas que había, fundamentalmente con entidades bancarias. Pero la situación que hay en los bancos es la que es y nadie quiere hacer ningún esfuerzo. Como consecuencia, hemos entrado en situación de liquidación de la sociedad», reconoce José Ramón Nogales, uno de los responsables de la empresa.
De hecho, durante meses, los socios han estado aportando liquidez mientras se negociaba la renovación de la cuenta de crédito que tenía con una entidad de ahorro, que finalmente se denegó. «Pero lo que no podemos hacer es inyectar todos los meses un montón de dinero. Nos hemos hipotecado pensando que podía salir adelante, pero la situación crítica de los mercados y especialmente la bancaria nos ha abocado a que no haya solución», recalca.
La clausura de la planta afectará a los tres trabajadores que aún había en plantilla. Y es que, aunque la factoría llegó a rondar la decena de operarios, los malos momentos vividos habían obligado a ir prescindiendo de mano de obra, normalmente aprovechando el término de contratos. De los últimos tres empleados, dos ya han sido dados de baja, mientras que el tercero se encarga de atender el establecimiento de atención al público que aún está abierto para dar salida al stock de producción.
Entre otras alternativas, los socios sopesan la posibilidad de vender el negocio. No obstante, son conscientes de que es una alternativa a más largo plazo y que, prácticamente con seguridad, se producirá después del cierre definitivo de la fábrica.

FAE DE ORO 2011: Frias Nutrición

La Junta Directiva de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Burgos (FAE), a propuesta de su Comité Ejecutivo, ha acordado por unanimidad conceder el FAE de Oro 2011 a la empresa Frías Nutrición, dirigida por los hermanos Víctor Frías y Sebastián Frías.

Además, como novedad para el acto del FAE de Oro, a partir de este año se otorga también una distinción al Mejor Directivo del Año, que en esta primera edición se entregará a Ricardo García García, director ejecutivo de la Región Sur Europa del Grupo Benteler (16 plantas distribuidas entre España, Francia, Italia, Portugal, Sudáfrica y Turquía), responsable de una plantilla de 3.307 empleados y una facturación de 1.103 millones de euros.

Estos premios serán entregados el próximo 12 de mayo, fecha en la que se celebrarán diferentes actos de reconocimiento a la empresa y que culminará con un cóctel en el Hotel Abba, informaron a Europa Press fuentes de la patronal burgalesa.

En el acto de entrega se contará con la participación del consultor Emilio Duró Pamies, quien ofrecerá la ponencia ‘La gestión de la ilusión y el coeficiente de optimismo en épocas de cambio’.

La historia de Frías Nutrición se remonta al año 1919, cuando Sebastián Marcos (el abuelo de los actuales propietarios Víctor Frías y Sebastian Frías) se estableció en Buniel, un pueblo próximo a Burgos, donde comenzó con la fabricación de queso de oveja a nivel industrial.

En el año 1950 la actividad industrial continuó con Félix Frías y, tras su fallecimiento en 1972, los hermanos Víctor y Sebastián se hicieron cargo del negocio familiar. Ese mismo año decidieron dar un impulso con la construcción de la sociedad Quesos Frías SA y se trasladan al polígono industrial de Villalonquéjar en Burgos. INTERNACIONALIZACIÓN

Al año siguiente, revolucionaron la forma de fabricación del queso fresco de Burgos, empleando la tecnología UF y en 1976 comenzaron una intensa actividad exportadora, introduciendo el primer queso español en países como Japón o Estados Unidos.

En 1983 se llevó a cabo la internacionalización de la compañía: Se construyó una fábrica de lácteos en Venezuela, y se creó una empresa específica para el comercio con Rusia.

En 1986 se tomó la decisión de incorporar nuevos productos y formatos, y fruto de ello se instaló la tecnología de envasado U.H.T. al tiempo que se desarrollaron una serie de productos para la multinacional Unilever.

En 1998 entraron en el mundo de la alimentación dietética con la fabricación de productos vegetales como alternativa a la alimentación animal.

En 2001 se realizó la recuperación de una antigua lechería de Ponferrada para construir una bodega. Este proyecto fue bautizado con el nombre de Bodegas Estefanía, donde se elabora desde entonces el vino de segmento premium: Tilenus. En 2002 se desarrolló un producto nuevo, el Caldo líquido envasado, en colaboración con otra empresa española.

En el año 2008, en plena crisis económica mundial, se inicia un proceso de renovación de la imagen de marca y se amplían las líneas de fabricación.

Paralelamente se apuesta por una colaboración más estrecha con las empresas líderes de distribución, fabricando productos para sus marcas.

Posteriormente, se incorporan a la empresa tres miembros de la cuarta generación y en 2009 aumentó la actividad exportadora a países de America del Sur, África, Este de Europa, etcétera. También se realizan varios proyectos de I+D para la mejora y el desarrollo de nuevos productos.